____Líneas Mundo___     
    Reflejos x Realidad

10 de enero 2020







Evento de clausura para la exposición Escribiendo un Cuerpo, y celebrando diez años del grupo de arte en acción Las Conejeras en Lanzarote.

Dentro de su entorno, el patrón imminente en los de dibujos en tinta de Patrick Germanier se pone en movimiento discursivo a través de la interacción con el arte sonoro y la percepción visual de temáticas relevantes para una investigación de permacultura poética.  Se interpreta el tejido dibujado como partitura que conduce a crear multiples contrapuntos entre lenguajes artísticos.

Para la occasion, la pieza  Una vuelta desde Casa fue creada desde el concepto y las imágenes de Patrick Germanier, con interpretación y montaje por Onofre Montenegro, Guaya Milán & Gnomodas.

Acto audiovisual con:

 m2R; Manolo Rodríguez, Tenerife. Live coding, improvisación sonora.
Patrick Germanier, Lanzarote. Grabación de campo, visuales.


Once años después de su fundación por Katrin Grögel, Simone Rüssli, Andrea Saemann y Patrick Germanier, la agrupación abierta de arte en acción Las Conejeras todavía es activa en composiciones cambiantes. En 2011, el primer festival de Arte performativa Lo que lleva el viento fue realizado en El Barrio de Argana Baja, Arrecife. Dentro del evento de dos días la muestra de vídeos La movilidad y sus sitios fue  programado por Katrin Grögel. Ahora, durante el día final de la exposición una pequeña selección de videos de este proceso -junto con otras creaciones de videoarte- se presenta, programado por Patrick Germanier.

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Derrocada ya la teoría de “la navaja de Ockham”, la fractalidad se ha convertido en el nuevo idioma que puede explicar el binomio simplicidad- complejidad de la naturaleza. Benoit Mandelbrot nos decía que “Las nubes no son esferas, las
montañas no son conos, las costas no son círculos, y las cortezas de los árboles no son lisas, ni los relámpagos viajan en una línea recta” y bajo este precepto Patrick Germanier, nos muestra su trabajo “Escribiendo un cuerpo” . Es obra la podríamos interpretar como una revisión de la visión fractal de su pensamiento, de su manera de mostrar al mundo qué es un cuerpo, qué es la naturaleza y que la simplicidad nos puede llevar a entornos complejísimos y altamente sugerentes.

Mi propuesta como artista sonoro irá precisamente en esa dirección, en mostrar “granos” de una realidad acústica para disfrutar de un todo, compuesto por el complejo proceso donde esos granos se auto replican como células y crean formas tan diversas como la naturaleza ofrece. El uso de la síntesis digital y la tecnología me permitirá adentrarme en el ámbito fractal, a través de la síntesis granular y otros procesos y poder fundir desde un punto de vista casi sinestésico, el arte visual y el sonoro.

Manolo Rodríguez. 2019


Manolo Rodríguez (1969) reside en su ciudad natal, Tenerife. Activo improvisador y compositor con formaciones que incluyen bailarines, músicos acústicos, electro-acústicos o electrónicos, se enfoca actualmente en la síntesis digital a través de entornos de programación. Ha creado su propio instrumento dentro del entorno de programación Max/msp. 


/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Nota de prensa

Patrick Germanier clausurará la exposición Escribiendo un Cuerpo en la Casa de la Cultura Agustín de la Hoz en Arrecife

El artista, además, celebrará la primera década del grupo de arte en acción al que pertenece denominado Las Conejeras en Lanzarote

Arrecife, 9 de enero de 2020

La Casa de la Cultura acogerá mañana, a partir de las 20.00, el acto de clausura de la exposición Escribiendo un Cuerpo desempeñada por Patrick Germanier. También le acompañará Manolo Rodríguez, ya que ambos protagonizarán un evento audiovisual  denominado Líneas Mundo/ Reflejos x Realidad. También, desde las 10.00, se conmemorará la primera década del grupo de arte en acción Las Conejeras en Lanzarote con la proyección.

El concejal de Cultura socialista, Alfredo Mendoza, destacó la importancia de dar espacio a todos los artistas. “Es fundamental que todos los artistas puedan deleitarnos con su forma de ver el mundo porque con eventos como este, en un lugar tan acogedor, conseguimos enriquecer la cultura”.

Los lanzaroteños han podido disfrutar de esta muestra desde el pasado 27 de septiembre. El objetivo en cada una de sus obras es mostrar al mundo que las cosas no son como parecen y que cada persona puede interpretarlo de diferente forma. Mañana llegará a su fin y lo hará con un acto audiovisual junto con Manolo Rodríguez. Este artista sonoro reside en Tenerife. Es un activo improvisador y compositor con formaciones que incluyen bailarines, artistas visuales etc… Además, actualmente se enfoca en la síntesis digital a través de entornos de programación.

Aniversario.- Mañana, a partir de las 10.00,  se llevará a cabo un acto que rendirá homenaje al grupo de arte en acción Las Conejeras en Lanzarote, fundado por Patrick Germanier, Katrin Grögel, Simone Rüssli y Andrea Saemann. Esta agrupación de carácter abierta es activa en formaciones cambiantes. En 2011, el barrio de Argana Baja celebró el primer festival de Arte perfomativa “Lo que lleva el viento”. En la clausura se proyectarán algunos de los vídeos más destacados de varios artistas internacionales. Los interesados podrán disfrutar de esta recopilación en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00.


Luis Rosales

Excmo. Ayuntamiento de Arrecife
Avda. Vargas, 1
35500 ARRECIFE, LANZAROTE    










Elementos para la actuación audiovisual







Ensayo para la inauguración de la exposición Escribiendo un Cuerpo 
Por Elena Solis, miembro de Ecologistas en Acción, Madrid


1-No creo que sea una exageración decir que nunca tantos aspectos cruciales de la vida fallaron al mismo tiempo,  ni que el  futuro pudiera presentarse tan incierto.

De hecho, en las calles de Arrecife,  hoy, miles de personas se han manifestado a favor de un mundo ambiental y socialmente mas justo. 

Ante este escenario de crisis ecológica y social, es necesario construir una voluntad colectiva para intentar abordar los problemas que nos acosan. Para ello, necesitamos una radical transformación de las relaciones entre nosotros, los individuos que formamos esta sociedad. 

Digo radical, lo que no es lo mismo que extremista. Radical significa ir a la raiz del problema. En este caso, significa entender porque las relaciones humanas están empezando a fallar y proponer nuevas formas de reconectar para poder sobrevivir la crisis contemporánea. 

Y es asi, reflexionando sobre todo esto, me cruce con el camino de Patrick

2-Echando un primer vistazo a su trabajo este parece estar lleno de ecos visuales con cadencia mecánica e ilimitada. Tiene un aire impersonal, frio, como ajeno al desorden de la existencia humana. 
Sus cuadros resultarían  perfectos para decorar el piso de lujo de alguien con un cerebro y un alma cuadriculada.

Y sin embargo, sabemos que estos laboriosas dibujos están hechos a mano, con tinta y papel. Creo que esta tensión, esta contradicción, entre la apariencia material del producto acabado y el esfuerzo humano que hay detrás tiene que ser un gesto intencionado; un intento de decirnos que la apariencia de las cosas es a menudo engañosa; que lo que es realmente importante, es a menudo casi imperceptible. 
Me pregunto si este es el mensaje de Patrick cuando describe sus dibujos como paisajes invisibles.

Por lo tanto, si volvemos de nuevo la mirada a su trabajo, puede que este adquiere una densidad diferente, incluso densidades múltiples. 

3-Vemos que sus cuadros están poblados de céldas que se reproducen, no de una forma lineal, sino múltiple y aleatoria. Las mayas que se forman cubriendo toda la superficie del papel, parecen proyectar mapas topográficos, pero no tal y como los conocemos. Mas bien, parecen diagramas de algún tipo de  interdependencia intrinsica entre los elementos que forman las retículas. Cada uno de estos  parece tener valor en la medida que está relacionado con los demás.

Ademas, vemos que en esas rejillas no hay un centro, ni hay puntos aislados que resalten mas que otros. Parece que lo importante sea la totalidad,  formado por las conexiones multiples que se reproducen sin limite pero que nunca se separan. 

Estas múltiples conexiones me hacen pensar en sistemas dinámicos; en ecosistemas de seres sintientes o no sintientes, que se nutren y se protegen  recíprocamente, como la red de rizomas que conectan los arboles en el subsuelo del sotobosque. 

Y es que, como los paisajes invisibles de Patrick, esa  interdependencia relacional universal de todo lo existente (lo humano y lo no humano), no es fácil de percibir y tener presente. 

4- Si nos centramos por un momento en las relaciones humanas, estos modelos graficos son para mi una metáfora de la  posibilidad de una existencia humana interdependiente y no jerarquizada; de tejidos sociales y comunitarios en construcción. Reconocer esa interdependencia relacional e impulsar diversos espacios comunitarios de base en nuestra sociedad  puede suponer la solución a la desintegración de nuestra sociedad, debido en su gran parte a la prevalencia del interés individual sobre el de la comunidad. 

La ultima consecuencia de esta lectura del contenido de estos cuadros es que transmite que otro mundo es posible. 

5-Y entonces, podríamos deducir de esto que el trabajo de Patrick es una mera utopia, una idealizacion de algo inalcanzable?

No se trata de reconstruir una supuesta sociedad en harmonía consigo misma y con el medio natural que la rodea, porque entre otras cosas, nuestro entorno ha sido perturbado para siempre. 

La cuestión que creo es importante es si  seremos  capaces de vivir en las ruinas de este mundo que hemos creado en los últimos 80 anos. Patrick nos propone que si es posible sobrevivir en este nuevo mundo imperfecto. 

Sus topografias imaginarias e intangibles  nos sugieren formas alternativas de cómo habitar ese mundo dañado, es decir, a través de re-conectar con los demás, con nuestro medio natural y vivir colaborativamente.

Pero como muestran sus dibujos, nuestra supervivencia dependerá en gran parte  de nuestra capacidad de adaptabilidad y habilidad de trabajar juntos

De la misma forma que esos elementos se deforman, se pliegan y amontonan, se expanden y contraen (pero nunca se rompen), en adaptación  y respuesta a cambios impredecibles y extremos, nosotros debemos demostrar  firmeza  en esa flexibilidad máxima,  en esta época de la gran prueba.

Tenemos, por lo tanto, que dejar de lado el nacionalismo y el localismo, los resentimientos de clase o raciales. Tenemos que hacer sacrificios por las lejanas naciones amenazadas y las distantes generaciones futuras.

Para aquellos que les chirrie este catastrofismo, pensemos en el presente.  No os resulta cada vez mas difícil intercambiar ideas y sentimientos con los demas? No experimentais a menudo un profundo aislamiento que no puede ser fácilmente aliviado? Que sentis cuando veis por los campos abandonados de Lanzarote?
Nos debemos preguntar si hemos perdido el sentido de lo colectivo, de la  solidaridad y la reciprocidad; de lo que representan los bienes comunes y el cuidado por hacer bien las cosas, de sanar la tierra.
   
Por ultimo quería hablar un momento del carácter laborioso, impensablemente agotador, del dibujo de Patrick. Para mi este encarna el valor absoluto del trabajo y el esfuerzo humano (infravalorado y explotado) , rechazando la ganancia sin esfuerzo, el pelotazo, la especulación.

Quienes conocemos un poco a Patríck, vemos en ese conjunto de puntos, líneas y células, pacientemente trazadas, algo mas intrinsico, mas personal: el tejido lento e invisible de un proyecto de vida. Como si su propia existencia estuviera reflejada en la superficie del papel: su decisión de afincarse en Lanzarote con su familia, de reconstruir una casa tradicional de labranza; de nutrir una y administrar sabiamente el agua; de cuidar de los polinizadores y ser amable con los vecinos.

Esta forma de vida  constituye a mi entender un paradigma esencial a seguir si queremos afrontar esta profunda crisis contemporanea. 






Notas sobre la exposición “Escribir un cuerpo”, de Patrick Germanier


Por Roberto García de Mesa



Conocí al artista Patrick Germanier, que vive entre Suiza y Lanzarote, porque llegó a coordinar dos números de la revista-objeto “Al-harafish”: el 32 titulado “Terra Nullius” y el 33, “Paso por la isla”. Yo preparaba una exposición panorámica sobre la historia de dicha revista, que llevé a cabo en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife, en 2018, y a partir de ahí surgió una buena amistad. Patrick es un creador que mezcla muy diversas disciplinas en sus propuestas artísticas. En su trayectoria puede verse que intenta aunar los principios que mueven su existencia con su forma de actuar. En este sentido, es un ecologista convencido, un admirador de la naturaleza y un observador incansable de las arquitecturas y los detalles de la isla. La convivencia entre el ser humano y el territorio resulta primordial para él, esto es, ¿cómo desarrollar dicha convivencia sin dañar el espacio originario? Pregunta que también se planteó en su momento, en Lanzarote, el célebre artista César Manrique, cuya obra Germanier conoce en profundidad. 
En los citados números 32 y 33 de “Al-harafish”, coordinados por él, transitaba una especie de pensamiento “homo viator” que descubría la isla y que la sentía “de nadie”, al estilo de los exploradores europeos que lo precedieron siglos atrás, hasta descubrir poco a poco la invasión de la depredación humana. En su exposición individual “Escribir un cuerpo”, ubicada en la Casa de la Cultura Agustín de la Hoz, en Arrecife de Lanzarote, entre el 27 de septiembre y el 30 de diciembre de 2019, Patrick vuelve a barajar la idea de comenzar un proceso iniciático, pero también un proceso de observación microscópica de la naturaleza. Su búsqueda está desprovista de la épica de los antiguos, puesto que desea llegar a la isla desde otra perspectiva. Su observación ha sido hasta aquí la de un viajero que se instala en un espacio rodeado de agua por todas partes, y que intenta integrarse en el lugar con sumo cuidado. Observa el entorno, recrea su hábitat con gran delicadeza y participa en las actividades culturales y ecologistas que se desarrollan en Lanzarote. “Escribir un cuerpo” es un paso más en esta evolución. Si bien le ha interesado siempre una perspectiva macroecológica, ahora su atención se fija en el detalle de lo micro, de lo mínimo, de lo más esencial: la forma de la piel desde un punto de vista microscópico. 
Su obra, en general, no se encuentra muy lejos de una perspectiva ecocrítica, pero no solo desde el ensayo, desde la teoría, sino también desde el punto de vista de la creación. Ambos pilares, teoría y práctica, para Patrick van de la mano siempre, no hay que olvidar que es un comprometido activista. 
Un ser humano necesita del espacio para definirse. Sus acciones dependen de los otros, pero también de los lugares que habita. En este sentido, comprender el territorio significa estudiarlo desde lo mínimo, desde su simplicidad más absoluta, desde su esquema. De ahí que el cuerpo que escribe Patrick sea un ente fragmentario y abstracto, meticulosamente elaborado que, en ocasiones, recuerda en cierto modo a imágenes fractales. Sus límites, los de los diferentes soportes que utiliza, parecen constituir fronteras provisionales, con una tendencia a expandirse hacia dentro o en diversas direcciones. Con ello se traslada la sensación de que estamos ante un organismo vivo: la piel de un ser, la piel del mundo, la piel del universo o la piel de un dios. Germanier teje redes visuales que sugieren la interconectividad de todos los seres vivos, la conexión entre diversas naturalezas en apariencia, pero que forman en realidad la misma piel, el mismo cuerpo: el cuerpo del mundo. En este sentido, aquel “homo viator”, del que hablaba antes, parece haberse detenido a contemplar el misterio, ya no mira como un extranjero que se sorprende ante las reacciones humanas, ante el azar, ante las formas caprichosas del nuevo paisaje. Desea amplificar el sentido de unidad, de red perpetua, de conexiones sin fin en la materia. Su interés por los detalles y por las casualidades del territorio, sus percepciones del yo y de los otros tienden a fundirse en un único lenguaje, el de la arquitectura natural. Con ello, quizá lo que nos intente transmitir Germanier, con esta última exposición, sea que, en su esencia, todo está compuesto de la misma forma, y que dañar un territorio supone dañar también a nuestro propio cuerpo, a la concepción física y filosófica de toda identidad viva.   

                                                              

                           Notes about the exhibition “Writing a Body” 
                                                                                                                                                                                                       By                                                                                                                                               Roberto García de Mesa



I knew the artist Patrick Germanier, who lives between Switzerland and Lanzarote, because he got to commission two editions of the artist book- object “Al-harafish”:
Number 32 titled “Terra Nullius”, and number 33, “Paso por la Isla”. I was preparing an exhibition about the history of this serie, which I realized at the Circulo de Bellas Artes de Tenerife, in 2018, from where started a good friendship. Patrick is a creator who mixes very varied disciplines in his artistic proposals. In his trajectory it can be seen that he intends to unite the principles that move his existence with his way of acting. In this sense, he is a convinced ecologist, an admirer of nature and a tireless observer of the architectures and the details of the island. The cohabitation between the human being and the territory results essential for him, that is: How to develop without damaging the primal space? Question that also asked himself in his time, in Lanzarote, the famous artist César Manrique, who’s work Germanier is profoundly familiar with. 
In the quoted numbers 32 and 33 of “Al-harafish”, coordinated by him, there was a certain thinking of a “homo viator”, who discovered the island and felt it as “no one’s”, in the style of the European explorers who preceded him centuries ago, until discovering little by little the invasion of the human predation. In his individual exhibition “Writing a Body”, located at the Casa de la Cultura Agustín de la Hoz, in Arrecife between September 27th and December 30th 2019, Patrick returns to shuffle the idea of starting an initial process, but also a process of microscopic observation  of nature. His search is stripped of the epic of the ancient, assumed that he wants to get to the island from another perspective. His observation has been until now that of of a voyager who settles in a space surrounded by water all over, and who tries to adapt on site with due caution. He observes the surroundings, recreates his habitat with great refinement and participates in cultural and ecologist activities that are being developed in Lanzarote. “Escribir un Cuerpo/Writing a Body” is a further step in this evolution. If for certain he was always interested in a macroecologic perspective, now his attention is directed in the detail of the micro, of the minimal, of the most essential: the shape of the skin from a microscopic point of view.
His work, in general, isn’t situated far away from a ecocritical perspective, but not only from the essay, from theory, but also from the point of view of creation. Both pillars, theory and practice, for Patrick go hand in hand always, not to forget that he’s a committed activist.

A human being needs space to define himself. His action depends on others, but also of the places he lives in. In this sense, to understand territory means to study it from the minimum, from its most absolute simplicity, from its scheme. So that the body which Patrick is writing might be a fragmentary and and abstract entity,  meticulously elaborated, which at moments  somehow reminds fractal images. Its limitations, the ones of the different mediums he uses, seem to constitute provisional borders, with a tendency to expand inwards or in various directions. With it  the sensation  is relocated that we are in front of a living organism: The skin of a being, the skin of the world, the skin of universe or the skin of a god. Germanier is weaving visual nets that suggest the interconnectivity of all living beings, the connection between diverse natures in appearance, but who in reality are forming  the same skin, the same body: the body of Earth. In this sense, this “homo viator”, of whom I spoke before, seems to have stopped to contemplate the mystery, by now not watching like a stranger who wonders at the human reactions, in front of hazard, in front of the capricious forms of the new landscape. He longs for amplifying the sense of unity, of perpetual net, of endless  connections in the realm. His interest for the details and for the serendipity of the territory, his perceptions of the I and of the others tends to melt into a unique language, the one of natural architecture. With it, possibly what Germanier intends to transmit us, with this last exhibition, might be that in its essence, all is composed by the same form, and that damaging a territory means as well damaging our own body, the physical and philosophical conception of all living identity.






Retrospectiva

Enmarcado en el 9°Encuentro Bienal Lanzarote 2017/18
El colectivo Las Conejeras presentó dos noches de arte de Performance bajo el título

EL BU VECINO
comisariado por Simone Rüssli y Patrick Germanier

Español
Partiendo de la enigmatica figura del Bu y sus apariencias cromáticas, descrito por Agustín Espinosa en su novela de vanguardia Lancelot 28°-7°, guía integral de una isla atlántica (1929), planteamosdistintos acercamientos alrededor de testimonios de sus apariencias desde un pasado pre-buíco hasta la actualidad. De articulaciones tanto concretas como abstraídas y nonverbales, dibujamos un paisaje a través de la cartografía del cambio de los tiempos en la isla de Lanzarote y en relación a ella. Los lenguajes usados se orientaron en formas expresivas como la música ambiental, el recital, la performance corporal y sonora. Entrelazadas, las actuaciones recorren caminos imaginados desde un pasado arcaíco, pasando por el tiempo surrealista del Lancelot de Espinosa, llegando hasta el arte de hoy día.

Inglés
Starting from the enigmatic figure of Bu and its chromatic appearances, described by Agustin Espinosa in his avant-garde novel Lancelot 28°-7°, comprehensive guide of an atlantic island(1929), we propose different approaches around testimonies of their appearances, from a pre-buic past to the present. With articulations as well concrete as abstract and nonverbal, we draw a landscape through the cartography of the change of time on the island of Lanzarote and in relation to it. The languages used are oriented in expressive forms such as environmental music, recital, body and sound performance. Interwined, the performances cross paths imagined from an archaic past, passing trough the surrealist time of Espinosas Lancelot, reaching the art of today.


La primera noche tuvo lugar el 19 de enero 2018 en el Centro Sociocultural Argana Baja de Arrecife



Las Conejeras presentaron un poema audiovisual 

En tierras buicas performance 30´
elaborado por Simone Rüssli (Lanzarote/Suiza) en colaboración con Nohemí González
(Barcelona), Guaya Milán (Las Palmas de Gran Canaria), sonido en directo y Patrick Germanier (Lanzarote/Suiza), luz

Español
Acción en situ;un espacio crudo, oscuro y vacío, superficie perfecta para cuestionar proyecciones. La luz puntual constituye espacios visibles, como islas para las acciones que se desarrollan entre dos mujeres y el escenario. El sonido en directo dialoga con los movimientos y las sombras de los cuerpos intervienen en la proyección de videoimágenes de un riachuelo. Extendido sobre el espacio, el público observa de distintas expectativas las acciones paralelas, mientras las dos mujeres siguen interveniendo con diferentes atributos que intercambian entre ellas; una falda rústica, una bola de barro, un gorro deportivo, un escritorio con silla, un sombrero negro, una bolsa de habichuelas, un vestido árabe de mujer… Las acciones no siguen un hilo rojo, están siendo interrumpidas o entretejidas.
¿Entonces, que pasa con la percepción cuando este collage de imágenes, sonidos y movimientos se desarrolla ante nosotros. De que repertorio y experiencia de imágenes sacamos la interpretación individual? ¿Vemos reflejos relacionados con una tradición pictoral lanzaroteña o mas bien oscillando entre imagen histórico e imagen contemporáneo de noticias diarias globales?

Inglés
Action in situ; a raw space, dark and empty, perfect surface to question projections. Punctual points of light constitute visible spaces, like islands for the actions taking place between two women and the stage. The live sound dialogues with the movements of the bodies and their shadows intervene in the video projection of a creek. Extended over the space, from their various perspectives the spectators observe different parallel actions, while the two women continue to intervene with different requisits they exchange; a rustic skirt, a clay ball, a sports cap, a desk with a chair, a black hat, a bag of beans, an arabic women’s dress…The actions, more than following a red thread, are being interrupted or interwoven. So, what happens with perception, when this collage of images, sounds and movements unfold before us? From what kind of repertoire and experience of images do we get the individual interpretation? Do we see reflections related to a Lanzarotean or contemporary pictoral tradition, oscillating between historical image or images of the global daily news? 



















En la sala de entrada se presentó la instalación ‚videoloop‘ A Physical Ring (2002)
de Mika Taanila (Helsinki) 

El cineasta y artista audiovisual Mika Taanila nos trajo sus visiones sobre la interpretación de imágenes filmadas, investigando en viajes en el tiempo, relatividades de posibles comprensiones de contenidos de la imagen en movimiento y su fuerza de evocación y potencial participativo con el espectador. Refuerza el impacto de sus obras con el uso meticuloso de la banda sonora, o hasta parte de ella para ponerla era relación con los contenidos visuales.
Posicionado dentro del „Bu Vecino“, esta obra se pudo interpretar como una seńal de identidad incierta, tanto individual como colectiva, en el curso del desarrollo y cambio sociológico de la isla durante el auge imparable de la industria turística.



The filmmaker and audiovisual artist Mika Taanila brought us his visions on the interpretation of filmed images, investigating in time travel, relativities of possible comprehensions of the contents of the moving image and its evocation force and participatory potential with the viewer. Reinforces the impact of his works with the meticulous use of the soundtrack, or even part of it to put it was related to the visual content.

Positioned within the "Bu Vecino", this work could be interpreted as a sign of uncertain identity, both individual and collective, in the course of development and sociological change of the island during the unstoppable boom of the tourism industry.


Filmstill from A Physical Ring 





Ono & Amis El regreso, actuación sonora y visual, 30´

Guaya Milán, sonidos y voz, Onofre Montenegro (Santa Cruz de Tenerife) teclados, electrónica, Patrick Germanier, sonidos, voz, visuales




A continuación nos adentramos más en este proceso del cambio insular, la instalación de tecnología potente para albergar el numero creciente de visitantes temporales y poder poner a disposición los recursos energéticos necesarios. Al mismo tiempo que se instala una sociedad nueva, se ven desaparecer los valores de antaño. El individuo protagonista de esta parte camina por los paisajes, estableciendo monólogos contrarios a esta visión de un futuro mejor en el horizonte, ocupado consigo mismo y en búsqueda de orientación dentro de este mundo en transición rápida y masiva. 
Estos monólogos, basados en la descripción de un posible recorrido en un paisaje bello alrededor de un lago, contrastado con percepciones de abismos interiores, preguntas acerca de la recepción de una obra artística se lleva a cabo y se disuelve bajo una realidad demoledora constante.
La vision de un artista indígeno, regresando del ombligo del mundo artistico de su tiempo, Nueva York, aparentemente sacrificando su brillante futuro profesional para realizar su obra maestra en su amada isla natal, se intercala a este perfil anterior. Luego se disuelve nuevamente para dar lugar a otros fragmentos de voces, dibujando utopias socioculturales para hacer frente a nuevas análisis de las necesidades ciudadanas globales.
Las lenguas extranjeras flotan en el ambiente, comprehensible quizás por via de la
sensibilidad instintiva animal. Todo eso esta teniendo lugar ante el fondo de la planta energética en marcha eternamente, largando su humo tóxico día y noche, para alimentar luces artificiales y congeladores, para satisfacer la enorme demanda en agua potable, extraída y filtrada en su totalidad por el mar. 





Then we move deeper into this islands process of transformation, with the installation of powerful technology to accommodate the growing number of temporary visitors and to be able making available the necessary energy resources. At the same time that a new society is installed, the values of yesteryear disappear. The individual protagonist now walks through the landscapes, establishing monologues contrary to this vision of a better future on the horizon, occupied with himself and seeking guidance within this world in rapid and massive transition.
These monologues, based on the description of a possible journey in a beautiful landscape around a lake, contrasted with perceptions of inner abysses, questions about the reception of an artistic work is carried out and dissolved under a constant demolishing reality. The vision of an indigenous artist, returning from the navel of the artistic world of his time, New York, apparently sacrificing his brilliant professional future to realize his masterpiece in his beloved native island, is interleaved with this previous profile. Then it dissolves again to give rise to other fragments of voices, drawing sociocultural utopias to face new analyzes of global citizen needs. Foreign languages ​​float in the environment, perhaps comprehensible through the instinctive animal sensibility. All this is taking place at the bottom of the energetic power plant, eternally running, releasing its toxic smoke day and night, to feed artificial lights and freezers, to satisfy the huge demand in drinking water, extracted and filtered in its entirety by the sea.

textos citados texts quoted: 
Robert Walser - Der See, Wang Wei - Les proportions, César Manrique - Escritos, Patrick Germanier - Anotaciones










La segunda noche tuvo lugar en el CIC El Almacén en Arrecife el 26 de enero 2018

Cuarto Apero El encuentro, actuación audiovisual, 20´ 

Mika Taanila, electrónica, Patrick Germanier, voz, sonidos, visuales
Irmeli Leeve (Helsinki), voz


Deambulando en los trazos del Bu desconocido, seguimos ensayando dentro del entorno familiar, donde se cruzan todo tipo de visitantes y vecinos, o residentes desde hace muchos años, buscando posicionamientos políticos o espacios de respiro. 


Wandering in the traces of the unknown Bu, we continue rehearsing within the family environment, where all kinds of visitors and neighbors, or residents for many years, are crossing, looking for political positions or spaces of respite.

textos citados / texts quoted: Harry Salmenniemi – Text forTectonic Plate, Agustín Espinosa - Lancelot 28°-7°, guía integral, Nina Power - From the One to the Many
inside performance: John Cage - 4'33'', see App 

Edited sample also available in audio-zine compilation http://mustakirahvi.net/erikoisdance/ 







A continuación se estrenó la película experimental Tectonic Plate (2016), 74´
            de Mika Taanila


Tectonic Plate es una película sin cámara sobre el miedo a volar, controles de seguridad y husos horarios.
Después de regresar de un largo viaje de negocios a Tokio, el protagonista sin nombre está inexplicablemente atrapado en un hotel cercano al aeropuerto de Helsinki. Los eventos están relacionados con el estilo de vida del personaje: constante jet lag y multitarea. El uso de varios dispositivos técnicos, como teléfonos, computadoras y monitores de frecuencia cardíaca, desvía su control del tiempo y modifica la conciencia. Los episodios de textos en pantalla y de imágenes en movimiento se alternan en la narración de esta obra dualista. Las técnicas utilizadas para las imágenes en movimiento son fotocopiar documentos relacionados con el transporte aéreo directamente sobre una película transparente de 35 mm y la exposición en el cuarto oscuro de objetos colocados en una película de inversión de 35 mm (fotogramas).
"En el experimento 'sin cámara', Tectonic Plate, los fotogramas del artista visual Mika Taanila y los estrepitosos intertítulos del poeta Harry Salmenniemi simulan la ansiedad del jet-lag del viaje aéreo internacional. Las páginas de los panfletos de seguridad están distorsionadas en partículas de grano; un alejamiento de cinco minutos transforma las palabras en patrones geométricos. Estos cambios entre la legibilidad y la abstracción a menudo fuerzan literalmente a los ojos del espectador a reenfocarse, dislocando la percepción tanto cognitiva como sensorial; el pánico disociativo resultante produce una sensación muy corporal de caída libre. Los fotogramas de la sequía física, que evocan encefalografías o radiografías aéreas de artículos de mano, anclan la paranoia fuera del cuerpo con una firmeza inquebrantable ".
Chloe Lizotte, movie comment




Tectonic Plate is a film on the fear of flying, security controls and time zones made without a camera. After returning from a long business trip to Tokyo, the unnamed protagonist is inexplicably trapped in a hotel near the Helsinki airport. The events are related to the character's lifestyle: constant jet lag and multitasking. The use of various technical devices, such as telephones, computers and heart rate monitors, diverts control of time and modifies awareness. The episodes of texts on screen and moving images alternate in the narration of this dualist work. The techniques used for moving images are to photocopy documents, related to air transport directly on a transparent film of 35 mm and the exposure in the dark room of objects placed on a 35 mm inversion film (photograms). "In the 'no-camera' experiment, Tectonic Plate, the frames of the visual artist Mika Taanila and the poignant intertitles of the poet Harry Salmenniemi simulate the anxiety of jet lag of international air travel.The pages of security pamphlets are distorted into particles of grain, a five-minute distance transforms words into geometric patterns.These changes between readability and abstraction often literally force the viewer's eyes to refocus, dislocating both cognitive and sensory perception, the resulting dissociative panic produces a sensation very physical body of free fall The physical drought frames, which evoke encephalographies or aerial radiographs of hand-held items, anchor the paranoia outside the body with unwavering firmness ". Chloe Lizotte, movie comment


Muchos asistentes interesados tomarón parte en la conversación con el director después de la película.

                                           .............................................................

Biografías

Patrick Germanier *1963 Suiza
Diplomado en Bellas Artes, Academia de Bellas Artes, Lucerna
Trabaja en paisajismo, medio ambiente y arte en general, vive en Lanzarote

Nohemí González *1980 Cataluña
Diplomada en Diseño Industrial, performer,
organizadora de eventos culturales, vive en Cataluña

Irmeli Leeve * 1956 Finlandia
Bibliotecaria, performer, vive en Helsinki
www.hel.fi

Guaya Milán * 1978 Las Palmas de Gran Canaria
Músico, vive en Lanzarote

Onofre Montenegro *1961 Tenerife
músico, vive en Lanzarote

Simone Rüssli *1961 Suiza
Diplomado en Bellas Artes, Academia de Bellas Artes, Lucerna y
en Videocreación, Academia de Bellas Artes, Basilea
artista, comisaria, mediadora, vive en Lanzarote

Mika Taanila * 1965 Finlandia
Estudios en Antropología, Universidad de Helsinki
Diplomado en Crafts and Design, Institute of Design and Fine Arts, Lahti, Finlandia
cineasta y artista, vive en Helsinki
http://mikataanila.com









Organización del Encuentro Bienal Lanzarote 2017/18 
Centros de Arte, Cultura y Turismo, Lanzarote y Cabildo de Lanzarote, Area de Cultura